Contacto  Directorio Intranet Sitios A-Z
Búsqueda

Discurso del Rector

Ceremonia de Graduación UDLAP 2010


Muy buenos días,

Doy la bienvenida a todos los padres, familiares y amigos de quienes integran la 66ª generación de egresados de la Universidad de las Américas Puebla. Celebro el empeño demostrado por todos y cada uno de ustedes en hacer realidad esta ceremonia de graduación que entrega a nuestro país 1311 graduandos, la mayor generación de egresados en la historia de nuestra universidad. Celebro también el empeño puesto por todos aquellos que hoy se gradúan, empeño que se ve recompensado por el título universitario que hoy recibirán. De igual forma, celebro el empeño y la entrega de sus maestros, quienes a lo largo de estos años les dieron, a cada uno de ustedes, el mayor obsequio que se puede otorgar a otro ser humano: la capacidad de aprender a administrar el conocimiento adquirido para desarrollar nuevos conocimientos.

Gracias a sus maestros, al terminar sus estudios en la universidad ustedes salen con las siguientes habilidades:

  • Capacidad reflexiva y crítica, que les permite evaluar y analizar los datos discriminando entre aquellos que son útiles y los que no lo son.
  • Capacidad de resolución de problemas, que les permite utilizar los datos para responder a los retos que enfrentarán en la vida profesional.
  • Capacidad de adaptación a nuevas situaciones, que les permite responder a los retos de la globalización de manera exitosa.
  • Capacidad de seleccionar información relevante, que les permite preservar sus raíces culturales, al incorporar elementos de otras culturas que mejoran su personalidad.
  • Capacidad de responder al cambio tecnológico y sociocultural acelerado, que les permite adaptar los conocimientos básicos en sus disciplinas académicas a las nuevas realidades del mundo.
  • Capacidad para buscar espacios de interconexión entre disciplinas, que les permite trabajar en equipos multidisciplinarios para responder a la complejidad de retos que les presentará el mundo contemporáneo.
  • Capacidad para disfrutar de la lectura y la escritura, del ejercicio del pensamiento y de la vida intelectual, que les permitirá gozar de una vida plena como personas.
  • Capacidad para ejercer responsablemente su ciudadanía, lo que les permitirá participar en las decisiones de política pública en búsqueda de una sociedad justa y equitativa.

La importancia y el valor de este obsequio de sus maestros deben ser claros para todos y cada uno de ustedes: quienes no cuenten con esa capacidad estarán condenados a quedar rápidamente en la obsolescencia profesional, engrosando las filas del sub-empleo y llevando a su país a ser cada día menos competitivo en el concierto internacional de naciones. Quienes, como ustedes, cuenten con esa capacidad estarán destinados a ser los líderes del cambio y del progreso económico y social del mundo. ¡Les pido un aplauso para sus maestros!

Al graduarse de esta universidad, ustedes han adquirido un gran compromiso: continuar con ese proceso de administración del conocimiento para mejorarlo, dirigiendo así de manera positiva y responsable el cambio que enfrentarán en los ámbitos productivo, social, cultural y ambiental en que trabajarán. Como egresados de esta universidad estarán prestos a utilizar muy intensamente las redes electrónicas para intercambiar, producir y transformar la tecnología y el conocimiento de manera rápida y constante. Como egresados de esta universidad, deberán tener como meta, no sólo objetivos financieros, sino -más importante aún- demostrar su pertinencia social preocupándose por que su liderazgo intelectual se transforme en liderazgo moral para el logro de una mayor justicia y equidad en la sociedad en que vivan.

Con ese mismo empeño demostrado a lo largo de sus estudios, deberán ahora ejercer el liderazgo que transforme a nuestra sociedad en otra donde la aceptación de la globalización esté aunada al respeto a las raíces culturales de cada habitante de nuestra nación. Que la transforme en una sociedad que entienda que satisfacer nuestros deseos de consumo no debe generar conocimiento que lleve a la extinción de la vida de otras especies. En una sociedad en la que el nuevo conocimiento generado tenga como objetivo el equilibrio entre el hombre y la naturaleza, equilibrio necesario para evitar nuestra propia extinción.

Gracias al obsequio de sus maestros ustedes están preparados para responder a este reto. Por ello, al entregar esta generación 2010 a nuestro México, estoy convencido de que está integrada por los líderes morales que transformarán con éxito a nuestra nación.

Les deseo que hoy sea el inicio de una vida coronada por éxito y felicidad.

Muchas gracias