Contacto  Directorio Intranet Sitios A-Z
Búsqueda

Oradores
Videos

LIC. LUIS MALDONADO VENEGAS
SECRETARIO DE EDUCACIÓN PÚBLICA DEL ESTADO DE PUEBLA


Muchas gracias a todos; Dr. Luis Ernesto Derbez Bautista, lo saludo con el profundo aprecio y reconocimiento por la labor que ha desempeñado al frente de esta institución de excelencia. El Dr. Derbez es sin lugar a dudas un mexicano ejemplar, un mexicano excepcional, que siempre ha desempeñado las responsabilidades públicas y privadas a lo largo de su trayectoria profesional con enorme empeño y dedicación; lo hizo incluso representando con enorme dignidad a nuestro país en su carácter de Canciller de la República y lo hace ahora como Rector de esta Universidad, que el día de hoy es reconocida como una institución de excelencia académica.

Dr. Rodolfo Tuirán, amigo entrañable con el que hemos recorrido muchos años y muchos caminos, particularmente en el ámbito de la Educación Pública de nuestro país y a quien también le apreciamos mucho su presencia en esta hermosa, en esta enorme, en esta vibrante ceremonia, en la que les transmito en primer término el saludo cordial y fraterno del Sr. Gobernador del Estado de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas. Él les transmite a toda la comunidad  universitaria, pero especialmente a estos más de 1,200 jóvenes que el día de hoy culminan sus estudios profesionales, su felicitación más efusiva y cordial;  lo hace como Gobernador, y quiero decirles que lo hace también, compartiendo el sentimiento de los familiares que se encuentran aquí acompañando a nuestros nobles profesionistas; porque él también comparte con ustedes el día de hoy la enorme emoción y el entusiasmo de que su compañera de vida, una gente muy querida y sentida para él, esté dentro de los que el día de hoy habrán de ser graduados. Para todos ustedes pues, la felicitación más cordial del Gobierno del Estado de Puebla.

Como ya lo ha expresado aquí el Sr. Rector, como ya lo he expresado aquí el Sr. Subsecretario, el día de hoy estamos celebrando un esfuerzo que culmina una etapa muy importante en la formación de todos ustedes, jóvenes, que han participado a lo largo de los últimos años en el espíritu, en la aulas, en las cátedras que se imparten en este maravilloso campus de la Universidad de las Américas de Puebla. Es un esfuerzo compartido porque es un esfuerzo en el que han participado como aquí ya se ha destacado; en primer y fundamental término, sus familiares, sus padres de familia, quienes seguramente vivieron momentos cruciales en el camino de preparación de todos ustedes y desplegaron también un enorme esfuerzo para ver el día de hoy consumado y culminado este bello objetivo al que están ustedes accediendo. Es desde luego un esfuerzo compartido, porque los directores de escuelas y facultades conjuntamente con sus maestros, realizaron a lo largo de todo este tiempo una tarea muy relevante, empeñosa, dedicada, para poder transmitir a ustedes los conocimientos, las habilidades y las capacidades de las que ahora están plenamente dotados, para poder participar en el mundo global y competitivo que hoy vivimos y en donde todos ustedes contarán con mayores y mejores armas para poder lograr su superación personal. Pero quiero hacer énfasis también, que la Universidad es una universidad comprometida, con los objetivos y con las necesidades sociales. Ha alentado en todos ustedes una ética profesional y les ha advertido que más allá de su desarrollo personal está también el compromiso que hoy adquieren con la sociedad; con la sociedad poblana, con la sociedad mexicana y desde México al mundo. Porque, sin lugar a dudas, el privilegio de poder obtener un título y un grado universitario nos comprometen con todos aquellos mexicanos que lamentablemente han quedado excluidos de los beneficios esenciales del desarrollo. Ustedes serán ahora, desde ahora, un importante factor para poder construir una realidad distinta en donde las desigualdades sociales se atenúen, se aminoren y sean ustedes parte de una sociedad mucho más equitativa y pujante. Por eso la importancia de esta ceremonia, por eso todos nos encontramos profundamente emocionados con este momento crucial e importante y por eso también apreciamos mucho el reconocimiento que el día de hoy, la Secretaria de Educación Pública Federal le confiere a esta Universidad, reconociéndole como una de las 34 instituciones de educación superior privada de alta excelencia en el país. Y ese debe ser también un motivo de orgullo para todos los que nos encontramos hoy aquí presentes.

Yo los felicito emocionado y quiero recordar como colofón de este mensaje, las palabras de un poeta de nuestra lengua y de nuestro continente; un poeta de origen uruguayo quien en un hermoso soneto, en el término del mismo expresaba que lo que tiene el árbol de florido, vive por lo que tiene sepultado. Hoy ustedes son un hermoso florilegio de este árbol corpulento que es su alma máter y que profundiza en las raíces de 71 años de sólida, constante y persistente actividad. Esas raíces han nutrido la fuerza de su follaje, de ese follaje son ustedes hoy, repito, un hermoso florilegio; esperamos de ustedes también muchos e importantes frutos; todos son un hermoso motivo de orgullo, de sus familias, de su comunidad universitaria, del Estado de Puebla y de México entero.

¡Felicidades muchachos y mucho, muchísimo éxito en su vida profesional!